Dientecillos

El contenido de esta web está protegido (Copyright)

martes, 6 de abril de 2010

Vuelta a la rutina después de una satisfactoria semana santa

Vuelvo a estar vivo, quiero decir, he resucitado. No es lo mejor, estar de vacaciones en el paraíso es genial, volver a la vida mortal es un rollo. La rutina es un tanto esclavista, pero ¿para qué os voy a engañar? A mí me gusta. Sé que las vacaciones están para pasarlo bien, pero, si el resto del año fuera igual, no se disfrutaría tanto de esos pequeños momentos. El caso es que estaríamos tan acostumbrados a la rutina de no hacer nada que luego nuestra vida se basaría en no hacer nada. El mantenerse ocupado es bueno, a veces un tanto estresante, pero de esta manera podemos tener en verano momentos inolvidables debido a que el ser libre nos hace felices.

Pensad que si no hubiera opresión, no habría libertad, y por lo tanto, tampoco momentos felices. Pensadlo solo un instante, ¿si fueramos libres ansiaríamos la libertad? ¿Seríamos realmente felices? Mi respuesta es: NO. Creo que si fueramos totalmente libres no ansiaríamos volar como los pájaros, nos daría totalmente igual. Así de libres son todos los animales, solo deben preocuparse de comer, beber, dormir, no ser cazados... Una vida bastante sencilla, sí, pero no plena de satisfacciones. El ser humano es capaz de producir por sí mismo. Eso nos diferencia aparte de otra cualidades, del resto. Creo que si no utilizaramos nuestra capacidad, no nos distinguiríamos, tendríamos una vida sencilla, sí, pero no satisfactoria. Es mucho mejor tener alguna ocupación y luego tener diversión en diversas ocasiones. Así que, la vuelta a la rutina solo quiere decir una cosa:

BIENVENIDOS AL SIGUIENTE TRAMO HACIA LA SATISFACCIÓN PERSONAL.

El tramo será difícil, fácil, angosto, llano, todo depende de como esté la situación personal, pero claro está que al final de éste, todos nos reuniremos y gozaremos de unas vacaciones de verano. Ánimo a todos los lectores, pues este curso está llegando a su fin. Y hoy ha empezado el principio de este final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Un blog no es nada sin un comentario. Sé que a lo mejor da palo o piensas que es una chorrada, pero si no posteas es posible que este blog muera de inanición y no quieres eso, ¿verdad?